¡Receta de pollo relleno!

En este post os dejamos dos recetas de pollo relleno al horno para que sepáis dos maneras de cómo se pueden cocinar nuestros pollos rellenos, aunque existen muchísimas más variantes que podréis encontrar fácilmente en internet y elegir la que más se adapte a vosotros.

Os damos dos opciones, la primera un poco menos tradicional con un sabor diferente que os encantará. Y la segunda un poco más tradicional con una salsa buenísima, ambas opciones con muy pocos ingredientes y muy sencillos de encontrar en cualquier supermercado. Así mismo os proponemos también una opción de acompañamiento que casa perfectamente com ambas recetas.

Estas mismas recetas también las podéis llevar a cabo con nuestros muslos rellenos, simplemente el tiempo de horno se reduce a unos 45-50 minutos y los tendréis listos de manera más rápida y en porciones individuales.

1ª Opción:

En un bol mezclamos 175g de miel y el zumo de dos naranjas y lo removemos bien. Echamos el aliño de miel y naranja sobre el pollo e introducimos en el horno precalentado a 180ºC calor arriba-abajo durante 1 hora.

Durante la cocción vamos regando el pollo cada 10- 15 minutos para que no quede seco. Si veis que se os queda seco podéis ir bañándolo con caldo de pollo.

Una vez pasada la hora cambiamos el horno a la opción arriba-abajo-aire y seguimos horneando unos 35 minutos más, si vuestro horno no tiene la opción aire, subimos la temperatura a 190ºC, si véis que está muy dorado podéis tapar el pollo con papel de aluminio.

Pasado el tiempo sacamos el pollo del horno y lo dejamos reposar unos 20 minutos antes de servir.

2ª Opción:

Cortamos dos cebollas en rodajas gruesas, cortamos 4-5 zanahorias en rodajas no muy finas. Añadimos romero o las especias que más os gusten al pollo y lo bañamos con cerveza o vino blanco.

Introducimos el pollo en el horno precalentado a 180ºC calor arriba-abajo durante 1 hora. A los 40 minutos aproximadamente introducimos por alrededor del pollo la cebolla y la zanahoria.

Durante la cocción vamos regando el pollo cada 10- 15 minutos para que no quede seco.

Una vez pasada la hora cambiamos el horno a la opción arriba-abajo-aire y seguimos horneando unos 35 minutos más, si vuestro horno no tiene la opción aire, subimos la temperatura a 190ºC, si véis que está muy dorado podéis tapar el pollo con papel de aluminio.

Podéis coger la mitad de la cebolla, zanahoria y caldito y triturarlo para hacer una salsa. Si os queda muy espesa podéis añadirle un poco de caldo de pollo.

Pasado el tiempo sacamos el pollo del horno y lo dejamos reposar unos 20 minutos antes de servir.

Acompañamiento:

Pelamos las patatas y las cortamos en láminas. Dejamos unos minutos en agua para que suelten el almidón.

Salpimentamos las patatas, añadimos un poco de nuez moscada y el queso rallado removemos bien.

Batimos un huevo y se lo incorporamos a 200 ml de nata para cocinar, lo vertemos sobre las patatas, mezclamos bien y colocamos en moldes individuales o en una refractario de cristal para horno, horneamos junto con el pollo 45 minutos antes de finalizar el tiempo del pollo.

¡Que los disfrutéis!

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − dos =